Buscar trabajo en Montreal

Montreal es una ciudad con buenas oportunidades de trabajo para quienes cumplan una serie de requisitos especiales. Con respecto a otras grandes ciudades de Canadá, la gran diferencia es que el francés es el principal idioma y, aunque existe una parte relevante de población anglófona, para la inmensa mayoría de empleos nos solicitarán un buen nivel de francés.

En el Blog de VoyaInternet.com: Trabajar en CanadáMontreal es una ciudad oficialmente francófona, como toda la provincia de Quebec, aunque esa población anglófona hace también que el inglés sea un lenguaje requerido en los empleos en los que sea necesario el trato con el público. Por tanto, lo más probable es que, para trabajar de cara al público se nos pida un buen nivel de ambos idiomas. Si no cumplimos este requisito, quedaremos relegados a trabajos donde no sea necesario tratar con el público.

Para quien tenga ese perfil bilingüe, Montreal ofrece interesantes oportunidades si disponemos de un permiso de trabajo en regla. Si no lo tenemos, lamentablemente, la mayor parte de los empleadores se negarán a considerarnos para un empleo y si encontramos alguien dispuesto a ello, lo más probable es que se trate de posiciones no cualificadas, muy mal pagadas y sin acceso a la cobertura sanitaria pública.

Obtener un permiso de trabajo

Una vez que conseguimos el permiso de trabajo, no es difícil acceder al mercado laboral canadiense. Para obtenerlo, debemos encontrar una empresa que esté dispuesta ofrecernos un contrato de trabajo y lleve a cabo los procesos necesarios con las autoridades que nos permita obtener la llamada esponsorización. La empresa tendrá que probar que tu ocupación está dentro de una lista de profesiones demandadas por la región de Quebec y que no hay ninguna persona con permiso de trabajo válido disponible para ocupar esa plaza, lo que hace que en los sectores más básicos de la economía no sea fácil cumplir con este requisito.

El proceso burocrático para obtener este permiso de trabajo no es fácil, ni rápido. No obstante, lo que suele ser más difícil es encontrar una empresa canadiense que, sin conocerte o sin referencias, esté dispuesta a contratarte. La mejor opción es buscar algún contacto o conocido en el país que pueda ponernos en contacto con alguna empresa que busque trabajadores que coincidan con nuestro perfil o, al menos, pueda dar referencia de nuestra experiencia laboral si alguien lo requiere. El networking -en el sentido de que alguien pueda dar referencias reales de ti o proporcionarte contactos- funciona muy bien en el país y es la fuente más fiable de conseguir un empleo.

Si no tenemos ese primer contacto en el páis, siempre nos queda la posibilidad de buscar empresas desde nuestro país de origen a las que enviarles nuestro curriculum y quedar a la espera de sus respuestas por si fuera posible trabajar con ellas. Es una opción muy improbable, pero hay que tenerla en cuenta si no se tiene otra.

En ocasiones, también, el gobierno provincial de Quebec organiza ferias de empleo en el extranjero en las que las empresas van buscando profesionales muy especializados. Puedes preguntar en la embajada de tu país si va a celebrarse alguna de estas ferias de empleo en tu zona próximamente.

Hay también un permiso de trabajo temporal para menores de 35 años en algunos países que tienen acuerdos específicos con el gobierno canadiense conocido como Working Holiday Visa. Está más pensado para viajeros que quieren recorrer todo Canadá y necesitan trabajar para mantenerse, pero hay quien lo utiliza también para dar un primer paso que le permita incorporarse posteriormente al mercado laboral canadiense. El permiso de trabajo es abierto -válido para cualquier empresa y región del país-.

En el Blog de VoyaInternet.com: Working Holiday: Un balance

Buscar trabajo en Montreal

Antes de empezar la búsqueda de trabajo en Montreal, hay que tener en cuenta que se necesita una experiencia laboral o académica canadiense para ser considerado para puestos de trabajo cualificados o, al menos, referencias locales que puedan dar fe de tu formación y experiencia. Si entras en el mercado laboral canadiense sin experiencia previa, te tocará empezar desde el escalón más bajo e intentar progresar desde allí. La experiencia profesional en nuestro país de origen no valdrá nada, como norma general.

El mayor problema de Montreal como lugar de trabajo es la necesidad de dominar dos idiomas -inglés y francés- para acceder al mercado laboral. Sin embargo, para quien cumpla este requisito, será mucho más fácil encontrar trabajo que en otras zonas de Canadá. Es posible trabajar en Montreal conociendo sólo uno de los dos idiomas, pero el número de empleos disponibles se reduce mucho. Si sólo hablamos inglés, será más fácil buscar trabajo en la zona anglófona de Canadá; mientras que si sólo hablamos francés, lo mejor es intentar centrar la búsqueda en otras zonas de la provincia de Quebec.

Lo más habitual para quien llega a Canadá es trabajar en profesiones poco cualificadas como la hostelería o el comercio, con salarios muy bajos. No obstante, el mercado de trabajo es bastante flexible, y a medida que mejoremos nuestras competencias lingüísticas y vayamos adquiriendo la valiosa experiencia canadiense.

Para conseguir este tipo de empleos basta, muchas veces, con ir atentos por la calle para ver qué tiendas o establecimientos colocan un cartel en el que solicitan este tipo de empleados, entrar en ellas y dejarle un CV al encargado. Hay un formato específico para el CV canadiense, por lo que es muy recomendable adaptarlo al formato comunmente aceptado antes de empezar la búsqueda de trabajo. Para trabajos no cualificados también funcionan muy bien las páginas de anuncios en Internet, como Craiglist o Kijiji.

Si ya estamos buscando un trabajo más cualificado, pero no nos ha surgido nada por el networking habitual, lo más fácil es intentar buscar en los portales de Internet más avanzados. Entre ellos está el portal de empleo Workopolis o el buscador de ofertas de empleo Indeed, además de las páginas del servicio de empleo de la provincia de Quebec.

Una última opción muy interesante es la de las ferias de trabajo que se organizan esporádicamente en la ciudad y en las que se reúnen empresas e instituciones de enseñanza para recibir curriculums o presentar su oferta educativa. Si coincidís en Montreal con la celebración de alguna de éstas, no dudéis en pasaros por ella.